6 Regalos originales para una futura mamá

 

El mes pasado me enteré de que una buena amiga espera su primer hijo y ya que ella es especial (y su marido, también). Dos soles de personas y, además, los dos muy creativos, lo primero que pensé fue “¿Qué podríamos regalarles que se saliera de lo común?”, así que ahí van 6 ideas por si a alguno os pasa lo mismo.

1. Un álbum de fotos diferente.  Cuando nació Adriana, pude disfrutar de la mejor sesión de fotos de mi vida: un álbum en blanco y negro de estilo fotoperiodístico pero con una fuerza brutal. Detrás está Eva Gascón, que durante todo el trabajo del parto se movió por el paritorio con una delicadeza que, en muchos momentos, me hizo incluso olvidar que estaba allí. Supo adaptarse a la escasa luz de la sala de dilatación (no trabaja con flash para preservar la naturalidad del momento) y al espacio que le dejaban tanto el personal como los equipos de monitorización. No puedo estar más contenta con el resultado, la verdad.

Otra opción chula es regalarles una sesión de fotos cuando el niño sea un poquito más mayor. Nosotras lo hicimos el año pasado con Esif Fotografía (barrio de Montecarmelo, Madrid) y nos encantó su trabajo porque aportan un aire moderno a los clásicos reportajes y, además, las cuatro estuvimos super a gusto (Bea e Isabel, hermanas, son un encanto y, además, tienen sensibilidad, paciencia y mucha psicología).

2. Tuppers con sabor mediterráneo a domicilio. Las primeras semanas después de dar a luz no tienes tiempo para nada y esto incluye ir a la compra y cocinar, así que una opción estupenda es tirar de una empresa de catering que te traiga los tuppers de comida a casa. Lo bueno de MenuDiet es que todos sus platos se basan en la dieta mediterránea (comida 100% natural y cocinada con aceite de oliva virgen extra). Y encima te dan un montón de facilidades: puedes elegir entre ocho planes nutricionales diferentes; una carta de 50 platos distintos de todos los grupos de alimentos; escoges el día que mejor te venga recibir o recoger tu pedido; puedes incluso personalizar tu menú en función de tus gustos y pagarlo como quieras (metálico, tarjeta, tickets de comida…). ¡Ah! Y algo muy interesante para las que quieran ponerse las pilas rápido y empezar a recuperar el cuerpo de antes: dispones del asesoramiento gratuito de una dietista personal. Todos los tuppers vienen congelados, así que puedes descongelar uno y el resto mantenerlos en el congelador para el resto de la semana. Mis platos favoritos son el pollo con pisto y los fideos con verduritas y soja. Suuuper ricos.

3. Caja regalo Noñoño. Seguro que muchos ya conocéis esta marca de ropa infantil un tanto irreverente. Cruz y yo siempre hemos sido muy fans de Ata, el alma de Noñoño y sus creaciones. Pues bien, además de ropa, también ofrecen cajas de regalo preconfiguradas chulísimas (si quieres algo diferente, también se adaptan). Realmente ellos empezaron diseñando y produciendo bodies divertidos y de buenísima calidad y con ellos precisamente configuran sus originales “canastillas”, a los que suman tazas y el libro escrito por Ata que no podéis dejar de leer, “Cómo tener un bebé y no volverse unos cursis. Manual para padres primerizos”.  El único body que he guardado de Martina es “No me llames princesa” porque, como dice Ata, “hay princesas que salen contestonas. Pero eso no quiere decir que salgan rana; simplemente que tienen personalidad”.

4. Ayuda profesional en casa. Las primeras semanas tras dar a luz son agotadoras, así que nunca viene mal un poco de ayuda y si encima viene de la mano de enfermeras especializadas en Puericultura pues la cosa pinta aún mejor. Pueden cogerse turnos completos de 10 horas o cortos de 6 horas, tanto de día como de noche, todos los días de la semana (incluidos fines de semana y festivos). A la futura mamá le podéis regalar una ‘gift card’ de MySalus (70 euros). Me parece una ayuda buenísima, sobre todo cuando acabas de dar a luz, eres primeriza, estás hecha polvo, con las hormonas revolucionadas y sin mucha idea de cómo hacer las cosas. Para las que todavía tengáis dudas sobre el trabajo de las salus, podéis leer la entrevista que le hice a Carmen, una de las salus que cuidó de Adriana cuando tenía dos meses.

5. Un collar-mordedor muy chic. Yo ya tengo tres y son una pasada. Además de bonitos, son prácticos y seguros (tienen cierre de seguridad anti tirones y todos llevan un cordón de nylon de alta resistencia). Están hechos de silicona orgánica antibacteriana, así que Adriana los puede morder y chupar las veces que quiera. Y encima le alivia los dolores de boca (está en plena dentición) y ¡se pueden lavar en el lavavajillas! Me parece un regalo con estilo, práctico y original para una futura mamá que no quiera renunciar a llevar complementos por tener un bebé todo el día en los brazos. Son de Mamichic

6. El libro ‘Soy malamadre’. A estas alturas, seguro que todos conocéis el Club de Malamadres y a su fundadora, Laura Baena. Aglutinan a cerca de 20.000 mujeres de toda España que quieren romper con la imagen idílica de madre perfecta y entregada (“madres alfa” las llaman); desmitificar la maternidad y mostrar con mucho sentido del humor que no somos superwomen. Como dice Laura, “una malamadre tiene mucho sueño, poco tiempo, alergia a la ñoñería, ganas de cambiar el mundo o al menos de morir en el intento; es ese nuevo modelo de madre que quiere gritar al mundo que, además de madre, es persona, profesional y alguien que quiere seguir creciendo en este aspecto“. Y este libro viene a ser el gran portavoz de esta nueva generación de mujeres (sus fotos con mensaje no tienen desperdicio). Es un regalazo si queréis que vuestra amiga que acaba de ser madre se tome su día a día con humor, sin complejos y sin remordimientos.

    • Daniela Moreno Alarcón
      10/02/16

      Hola! Acabo de comprar unas cositas en Noñoño :)
      Mi madre me regalo el servicio MySalus y me encantó!! Aprendimos mucho y pude dormir…Besos.

        • LAURA
          16/02/16

          ¡Me alegro, Daniela! Noñoño tiene cosas súper chulas y originales y encima el algodón es muy bueno. Yo compré un vestido para Martina que ponía “amor de padre” y lo lavé hasta la saciedad. Pues lo tengo como nuevo para Adri :) ¡Un beso!