≡ Menu

Uno de mis objetivos como madre es poder compartir aficiones con mi hija, que nos unan ahora pero sobre todo en el futuro. Parte de este deseo viene de mi infancia y juventud, pues mis padres siempre nos han involucrado en todo lo que hacían, desde jugar al tenis a esquiar. Y lo hemos practicado hasta que ya dejaron el deporte por motivos de salud (mi hermano y mi padre todavía siguen yendo juntos a tirar al plato, por ejemplo).  Así que me faltaba encontrar algún deporte con el que Olivia y yo pudiéramos disfrutar juntas (además de montar en bici, que ya lo hacemos).

patinaje med

La solución vino desde el colegio, al sacar patinaje como nueva extraescolar para la tarde de  los viernes. ¡Y Olivia está encantada! Los profesores, de Madrid Patina (asociación sin ánimo de lucro fundada en 2003, declarada entidad de utilidad pública por el Ayuntamiento de Madrid. Su objetivo principal es el fomento del patinaje como ocio y deporte) son estupendos y hacen la clase divertidísima y amena, a través de juegos.  El primer día se pasaron la mayor parte del tiempo en el suelo, pero se lo pasaron genial. En pocos días la progresión ha sido impresionante. Ya no se caen casi y van cogiendo soltura y velocidad.

patinaje 2 med

Como es importante practicar más días, hemos ido a alguna pista del barrio y a casa de sus abuelos, que tienen un sitio chulísimo para patinar y así también ha animado a sus primos.  A mí me han entrado tanto las ganas que me he apuntado a un curso de iniciación para adultos, también de la mano de MadridPatina. Los hacen en El Retiro, en Madrid Río y en el parque Juan Carlos I e incluso en el propio colegio. Los martes, varias mamás valientes nos ponemos sobre ruedas y tengo que decir que la experiencia estás siendo divertidísma. ¡La primera clase acabamos jugando al escondite inglés, con los patines puestos para practicar con el freno!

patinando

Clase de mamás en el cole

He de reconocer que el haber patinado (algo, tampoco mucho) de pequeña y saber esquiar es una ventaja añadida a la hora de aprender, pues el equilibrio es mucho más fácil de conseguir y no se parte de cero “patatero”. Pero de ahí a moverte con soltura va un abismo y ¡yo no sabía ni cómo se frenaba con patines en línea! En resumen, que estoy encantada y os animo a que lo probéis. Además, cuando ya aprendes desde Madrid Patina organizan un montón de actividades y rutas para sacarle partido a tus patines.

Pero lo que más ilusión me hace es que ya podemos ir las dos juntas a practicar. Será nuestro deporte común.

IMG_5183

 

Por cierto, nos hemos comprado toda la equipación en Decathlon (casco, protecciones y patines), por un precio bastante asequible. Los patines de Olivia llevan dos ruedas atrás, que cuando nos diga el profesor pondremos ya en línea.

Beneficios del patinaje:

-Mejora la coordinación y desarrolla el equilibrio.

-Es un medio de transporte en trayectos cortos.

-Produce sensación de velocidad y libertad, proporcionando a los niños una independencia controlada de los adultos, ayudándoles a ser más responsables.

-Estimula a los niños a hacer ejercicio físico sin ser conscientes del esfuerzo, por medio de juegos y diversión.

-Es un medio de integración social. Facilita las relaciones entre los chavales de diferentes edades y sexos.

-Ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad. A un ritmo rápido, el patinaje quema más calorías que el footing o la bicicleta sin que el niño se canse tanto.

-Favorece el crecimiento armónico de los huesos y músculos en general.

-Mejora la elasticidad de las articulaciones sin sobrecargarlas. Es menos lesivo que otros deportes como la carrera y menos aburrido para los niños.

-Ayuda a relajar a los niños y mejora el descanso.

-Es la base para muchos otros deportes como Freeskate, Hockey Línea, Hockey Tradicional, Patinaje Artístico, Velocidad, Skate-Cross, Patinaje sobre Hielo, Hockey Hielo, etc. No se aburren y van aprendiendo nuevas disciplinas.

 

Print Friendly, PDF & Email
COMENTARIOS
0

Déjanos un comentario