Cambiador en los restaurantes, ya

 

No sé cuánto le queda a Olivia para seguir llevando pañal, pero antes de que esta fase termine quería hacer un post reivindicativo. Estoy hasta las narices de que en los restaurantes normales no haya cambiador. Con normales descarto a los típicamente familiares tipo Vips y Woogaboo y a los más sofisticados, a los que no se te ocurre llevar a una criatura. Pero entre unos y otros hay un amplio espectro en el que por desgracia, los cambiadores, ese soporte pegado a una pared que nos echa una mano si un pequeño hace sus necesidades mayores, brilla por su ausencia.

Cuando son bebés puedes cambiarle en el capazo e incluso en la silla, pero con dos años la tarea se complica. Entiendo la excusa de falta de espacio que en ocasiones puede ser cierta, pero mi experiencia observando este detalle es que la mayoría podrían ponerlo.

En Madrid, en una comida familiar en un restaurante gallego (típico normal) Olivia se hizo caca y de esas gloriosas, con las que si no haces la limpieza en condiciones puedes llegar a la mesa con un trozo de caca en el brazo. Ante la imposibilidad de un cambio dentro del restaurante me piré a El Corte Inglés, que estaba a cinco minutos andando, para poder hacer el cambio de pañal sin riesgo de contaminación.

Sin embargo, en estas vacaciones, de las que parte he pasado en Asturias, me encontré un restaurante normal (el día que yo fui el 85% de las mesas estaba compuesto solo por adultos)  que tenía trona y cambiador. Me quedé tan alucinada que felicité a la camarera. Además, se come fenomenal. Está en Niembro, se llama San Pelayo y está a cinco minutos de dos playas preciosas.

Por favor, señores empresarios de la restauración, póngase en nuestro lugar y hágannos el favor de poner cambiadores (y tronas, claro, aunque esto es mas habitual, y si no, yo llevo siempre en el coche la portátil) y así los padres podremos pasar una comida lo más tranquila posible.

 

¿Os apuntáis a la reivindicación? ¿Qué anécdotas os han ocurrido en este sentido?

(Esta entrada fue publicada incompleta por error el viernes pasado por lo que puede que los suscriptores por email la recibierais en vuestro correo. Siento la duplicidad)

    • pekefriendly
      02/09/13

      Si te sirve como anécdota… ese fue uno de los motivos para crear pekefriendly! y en ello seguimos!!! al pie del cañón!

        • Cruz
          02/09/13

          A ver si se ponen las pilas y hay más logotipos vuestros en los restaurantes! Un saludo

    • Laura
      02/09/13

      ¡Totalmente de acuerdo, compi! Sin ir más lejos, el sábado pasado estábamos tomando unas tapas en un restaurante de Madrid, cerca del Manzanares, y ante la imposibilidad de cambiarla en el baño (además de no tener cambiador, era minúsculo), tuvimos que hacerlo en la calle, subida a una mesa. Era por la noche tarde, así que en la terraza del local ya no había nadie a quien pudiéramos molestar, pero es que literalmente no encontré otro sito para hacerlo…

        • Cruz
          02/09/13

          La mesa es un recurso solo apto en algunos sitios o si no hay mucha gente. Conozco a alguna amiga que ha cambiado a la niña en el suelo. El colmo!

    • Mamamedusi
      02/09/13

      Claro que me apunto! Aunque medusi ya no lleva pañal desde hace un par de meses, pero hasta entonces me he encontrando igual que tu en muchas ocasiones. En algunos restaurantes, conscientes de sus carencias me han ofrecido hacerlo en las propias mesas de comer en un rincon apartado, cosa muy poca higiénica pero algo es algo. La verdad es que sucede que cuando te encuentras con un sitio bien equipado, como dices te dan ganas hasta de besar a los camareros.
      A ver si sirven de algo nuestras peticiones…

        • Cruz
          02/09/13

          Así me pasó a mí, que no tuve más remedio que darle las gracias a la camarera por tener cambiador!!!

    • Marian
      02/09/13

      Me apunto! Yo a Emma al final la cambiaba el dodotis de pie! Y anda q no me he sentado veces en el inodoro y la he cambiado en mis rodillas…

        • Cruz
          04/09/13

          Qué mañosa, yo se lo he visto hacer a alguna amiga, pero Olivia no se deja muy bien… por cierto, que ya estás a puntito… qué ganitas, no?

    • kina
      03/09/13

      Me sumo a esta reivindicación! Justo anoche estábamos cenando en Jaén en un restaurante y necesitamos cambiar a Jorge. Me enfadé mucho cuando vi que los baños eran muy muy grandes (se podía bailar en ellos) pero no había cambiador! Es increíble pero la mayoría de los sitios no tiene cambiador y no entiendo como casi nadie piensa en las familias que tenemos bebés…

        • Cruz
          04/09/13

          Eso da mucha rabia también, ver un pedazo de baño. Yo ya no me voy a cortar. Cada vez que vea un baño así sin cambiador les haré la sugerencia a los del restaurante. Besos

    • vaninasblog
      03/09/13

      Estoy contigo, el tema de los cambiadores es horrible, y no solo porque no los hay, añadiría que muchos que disponen de ellos, lo tienen en condiciones lamentables, que da hasta grima apoyar a tu bebé ahí. Una pena!
      Un besote grande

        • Cruz
          04/09/13

          La verdad es que yo no me he encontrado ninguno en malas condiciones, pero es para matarles. Ya que lo pones, cuidado… ay, cuánto que conquistar en este terreno tenemos! Gracias por comentar preciosa!

    • Cuanta razón! La de veces que hemos tenido que cambiar el pañal a Elisa en el coche o en la calle! pobrecita!

        • Cruz
          10/09/13

          A ver si nos hacen caso! Gracias por comentar!