Cómo enseñar a tus hijos a relacionarse con perros

 

El 90% de las incidencias entre perros y niños se produce en el entorno del hogar, con un perro conocido y que tiene dueño, siendo las víctimas más frecuentes los miembros de la familia menores de 14 años, aseguran los expertos. Por tanto es necesario educar a nuestros hijos a convivir con estos animales tan queridos por ellos, tengan en casa a un perro o no. Hacerlo a través de un cuento es una de la maneras más adecuadas para que los mensajes se queden en su cerebro. A Olivia le gustan los perros y se atreve a acariciarlos si tiene confianza con su dueño, por lo que leer este cuento con ella nos ha venido muy bien. ¡Y a ella le ha encantado!

 

‘La niña que sabía de perros’ es un cuento escrito por Sumara Marletta, educadora canina, e ilustrado por Fernando Calderón. Se trata de una guía para cuidar a padres y educadores para enseñar de forma entretenida a los más pequeños a relacionarse con los perros de forma segura y divertida. Hemos hablado con ella sobre su libro y el por qué era necesario la divulgación sobre este tema.

Sumara Marletta, la autora del cuento, con uno de sus perros

¿Cómo surge la idea de escribir un cuento con esta temática y mensaje?

Yo llevo bastantes años trabajando con niños – y también mayores – que han sufrido algún tipo de mala experiencia con perros,  lo que les deja una secuela de por vida. Esto es muy triste porque sería fácilmente evitable, por ello, la necesidad de tener un libro que fuese capaz de enseñar a los niños, desde los más pequeños hasta los más mayores, con un lenguaje respetuoso que ellos entendieran para poder resolver este problema desde la base.

¿Cuál crees que son los consejos más importantes que hay que transmitir a los niños?

Lo primero es que antes de tocar un perro que no es tuyo hay que preguntar a su dueño, y luego, hay cuestiones básicas de convivencia que no se llevan a cabo como por ejemplo no correr de frente directamente hacia ellos,  no echarse encima, no subir los brazos para que no salten etc.

¿Cuáles son las principales ‘malas conductas’ que ves en la relación niños-perros?

Yo no lo clasificaría como “malo” por un lado ni por otro, solo desconocimiento.

A mí de pequeña me daba miedo que se me subiera el pastor alemán de mis primas encima. Nunca se me quitó ese miedo. ¿Qué hacer cuando un niño tiene miedo a los perros?

Para empezar no obligar ni al niño a estar con el perro ni al perro a estar con el niño, si él no es capaz de estar en la misma habitación que la mascota, sería recomendable pedir ayuda  profesional. Yo hice muchas sesiones con niños fóbicos a los perros y tiene solución.

Eres madre de dos niñas pequeñas y vivís con varios perros, ¿cómo es la relación entre ellos? ¿Qué han aportado a vuestra familia?

La “magia” de los perros y niños empieza cuando estás embarazada y ves que los perros se tumban en tu tripa como no lo hacían antes, que de repente cambian su sitio preferido y se van a echar debajo de la cuna del bebé, o cuándo el bebé ya ha nacido y quieren estar siempre a su lado. Para mí es maravilloso, aunque también es duro para ellos y no todos reaccionan igual, mi perro mayor al principio tuvo muchos celos.

¿Qué aconsejarías a una familia que quiere un perro?

Un perro afecta a toda la familia, y por muchos años, hay que estar muy seguros primero. Tener claro que los niños podrán ayudar pero nunca responsabilizarse al 100% del animal, informarse mucho y si necesario pedir consejo profesional.

 Podéis encontrar el libro en La Casa del Libro, en la editorial KNS y en Amazon.

 

Sumara Marletta, con una de sus hijas

 

Posts relacionados:

Libros que cobran vida 

Un cuento protagonizado por tu hijo

 ¿Quieres conocer el cerebro de tu hijo?