Cómo se conocieron los abuelos maternos de Martina

 

Para finalizar con esta semana tan romántica en la que hemos sabido cómo se conocieron los abuelos de Olivia, he pedido a mi madre que os cuente la historia de cómo se conocieron ella y mi padre, los abuelos de Martina.  

Como no podía ser de otra manera, médico y enfermera se encontraron en un hospital: La Paz, de Madrid.

“Cuando conocí a mi futuro marido yo trabajaba como enfermera en el Servicio de Urgencias del Hospital “La Paz” de Madrid y tenía 19 años.

Para mí, el Dr. Ordóñez era uno de los muchos médicos residentes que pasaban por la guardia y nunca me fijé en él especialmente. Eso sí, me caía simpático, sobre todo desde que fue a visitarme a una planta del hospital cuando estuve ingresada después de haber sufrido un accidente de tráfico.

A la izquierda, mi padre posando delante del Hospital La Paz, con otros compañeros (él es el del centro). A la derecha, mi madre recibiendo su diploma de enfermera (en primer plano)

Un buen día, en una de nuestras guardias, me dijo que le invitara a merendar en mi casa, algo imposible porque yo vivía con una hermana mayor y no quería líos. Entonces me propuso ir al cine con una pareja amiga. Yo pensé: “Este tío es un sinvergüenza” porque todo el mundo sabía que el Dr. Ordóñez salía con la Dra. García Lescún. Pero enseguida me aclaró que lo habían dejado.

Así comenzó nuestro idilio, que mantuvimos en secreto durante dos o tres meses para evitar habladurías (un hospital es como un pueblo) hasta que sufrí un cólico nefrítico, me llevaron a Urgencias y dije que avisaran al Dr. Ordóñez, en la planta 12.

Por aquella época (hablo de 1970) fuimos felices en medio de tantas penas y miserias humanas y se fue fraguando el destino de nuestros hijos Álvaro y Laura y de nuestra nieta Martina”.

María José

 

Siguiente >>

<< Anterior