Crónica de una sesión de fotos muy especial

 

Cuando todavía no hacía mucho frío, Olivia, mi madre y yo pasamos una tarde muy especial en El Capricho, un parque precioso que está cerca de la Alameda de Osuna en Madrid. Allí habíamos quedado con LucíaM, una fotógrafa especializada en niños, que inmortalizó con su cámara a mi pequeña cuando el otoño estaba en pleno esplendor.

Reconozco que iba con miedo pensando si saldría todo bien, si Olivia querría posar,  si se cansaría, si pasaría frío, si estaría todo lleno de charcos (el día anterior no paró de llover). Pero todo salió a la perfección: lucía un sol espléndido, el parque estaba precioso con sus hojas caídas y sus miles de colores. Olivia se lo pasó en grande, jugando a la pelota, descubriendo rincones, cogiendo hojas, llevando su cestita…  Además, Lucía no pudo ser más cariñosa y amable con ella.

Estas fotos son uno de los mejores regalos que he recibido por mi cumpleaños, porque siempre estarán ahí, para que mi hija las mire con nostalgia y mucho amor cuando sea mayor.

¡Gracias Fede, por hacernos este regalo tan único! En la próxima sesión queremos que salgas tú también.

 

Siguiente >>