De padres aficionados al diy salen niños más creativos

 

Hace unos días leí un titular en una web que suelo visitar que me hizo pinchar inmediatamente: “The Value of DIY parents and Creative Children” y trata sobre la influencia de los padres “manitas” (aficionados al “Hazlo tú mismo” o “Do it Yourself”, dicen los anglosajones) en la creatividad de sus hijos.

Siempre me he considerado una manazas, aunque desde que le doy al washitape, estoy ganando puntos para sacar un aprobado justito. Pero reconozco que soy una de esas que si se rompe algo, o pido ayuda o directamente va a la basura. ¿Este hecho repercutirá en la creatividad de Olivia? Menos mal que tiene un padre “apañado”.

El caso es que este interesante artículo destaca una de las teorías de Clayton Christensen, prestigioso profesor de Harvard y autor de un libro muy popular en ámbitos empresariales titulado “The Innovator’s Dilemma”, en el que acuñó el término de “innovación disruptiva”, de la que si queréis saber más pinchad en este enlace.

Christensen afirma (atentas, “trendymothers”) que los niños que crecieron y se convirtieron en creativos excepcionales tenían algo en común: sus padres eran aficionados al “do-it-yourself” (DIY). Y añade: “Cuando algo se rompía en su casa, al menos uno de sus padres intentaba arreglarlo por sí mismo primero”.

La explicación que da Clayton para esta conclusión se basa en dos razonamientos. En primer lugar, que estos padres enseñan así a sus hijos a solucionar problemas por sí mismos, porque para él la creatividad es, sobre todo, usar nuevas ideas para solucionar problemas.

En segundo lugar, que como cualquiera de estos padres saben, que el primer intento al arreglar algo siempre falla, por lo que es necesario probar lo reparado. Si no funciona, hay que saber por qué e intentarlo de nuevo. Clayton compara esto con la innovación: “muchas de las ideas innovadoras fracasaron en su fase de implantación. Los innovadores deben revisar qué fue mal e intentarlo de nuevo”. Así, los padres-DIY, como los denomina, enseñan a sus hijos la perseverancia, importantísima para la creatividad.

Yo por si acaso intentaré hacer más manualidades y compartir esta actividad con mi hija, ya sabéis washitape, troqueladoras, papeles bonitos, tijeras, cintas, lazos… aunque lograr que sea un genio de la creatividad tampoco es una mis prioridades.

¿Qué opináis de lo que dice este experto?

    • urbanmon
      06/09/12

      Pues ya me puedo poner las pilas porque con lo poco manitas que soy… Me va a salir una hija cero en creatividad.

        • Cruz
          07/09/12

          Yo he empezado con el washitape, pero en la parte de bricomanía o me veo, la verdad

            • urbanmon
              07/09/12

              A partir de hoy no me pierdo Art Attack!

    • Yo estoy de acuerdo en que influye y mucho! Eso sí, a veces también tiene el efecto contrario cuando los niños están en la fase de “hacer lo contrario a lo que tú hagas o digas”. Pero a la larga sin duda “se arrastra con el ejemplo”. Yo también tenía fichado ese artículo, gracias por compartirlo, muy interesante!

    • marvelnick
      06/09/12

      Jejeje, soy una adicta al “Hazlo tú mismo”. Y tengo que reconocer que muy manitas no soy, pero apañá, un rato. Vamos que ganas no me faltan. Creo que, si es verdad ese estudio, lo he debido aprender de mi padre. Le he visto cortarse más de un dedo haciendo ñapas en casa cuando yo era pequeña :-)
      Así que os animo a coger tijeras, alicates, aguja e hilo, o lo que sea. Sea bueno o malo el resultado, para mi es gratificante. Me encanta decir eso de “¿Ves eso de ahí?. Pues lo hice yo ;-)

        • Cruz
          07/09/12

          Qué tía, me das mucha envidia. A mí ni se me ocurre, claro. Ahora he hecho un par de cuadritos pero vamos en plan collage, pero de Arreglar cosas o restaurar, nada de nada. Muchos besos viajera!

    • A mi me encantan las manualidades, y ojala mis hijos les encantaran tanto como a mi. Yo si creo que un padre creativo influye de alguna manera en los hijos, a mi me lo dicen las profesoras, que mis hijos a veces hacen cosas diferentes a los demás, y creo que en cierta forma es porque que en casa experimentamos,, creamos y nos divertimos :-) . Venga a sacar los washis y las tijeras :-)

        • Cruz
          07/09/12

          Seguro que se nota en tus hijos porque tienen una maestra en casa que les da ideas y de la que aprenden. Un besote

    • Teresa
      06/09/12

      Pues yo creo que tiene razón. En mi casa, mi padre era un manitas y mi madre cosía, me hacía ropa, también hacía repostería, y si hacía falta coger hasta el taladro, así que desde pequeña me dio por coger hilo y aguja y meter las manos en la harina. También hacía “inventos” con cajas de cartón. Así que creo que tiene mucho que ver. :)

        • Cruz
          07/09/12

          Yo también creo que está relacionado. Así que… ¡vamos a crear niños creativos! Un beso

    • vanina
      07/09/12

      Poco de manualidades soy yo, aunque como tú, ultimamente intento redimirme, y dar un impulso a esta faceta abandonada por mí!, pero a su padre se le da bien arreglar y montar cosas. Espero que aprenda eso de él…yo creo que soy responsable de su gran capacidad de hablar…cada uno aporta lo suyo, je!!
      Un besín

        • Cruz
          09/09/12

          Si sale con las dotes artísticas de su madre también estaría muy bien, desde luego. Un beso

    • Wow!!! jajajaja No sabía que había tanto detrás de un DIY… La NSN me va a salir muy creativa, ya verás!!!! Muy interesante! Feliz viernes

        • Cruz
          09/09/12

          En tu caso, no lo dudo. Menuda madre que tienen la NSN!!

    • Pues no se que decirte…a mi me encantan las manualidades y soy muy de la tendencia esa del diy, pero ni mis padres lo fueron nada, de nada, de nada, ni mis hijos han heredado ni un poquito el gusto. Vamos, que no hacen ni plastelina pa no pensar, así que, o la teoría se equivoca o somos la excepción que confirma la regla.

        • Cruz
          09/09/12

          Pues qué pena, porque hacer manualidades con los niños suele ser muy entretenido para ellos. O puede que de mayores se acuerden de qué cosas hacías tú y las repitan… Un saludo

    • Marta
      09/09/12

      Dios mío, pues yo soy torpecita total, coser se me da de pena, ¿cocinar también vale? porque eso sí se me da bien, y muchas veces cuando quiero que los niños perseveren porque algo no les sale a la primera, les cuento la primera vez que hice vichysoisse, que estaba tan líquida que parecía un estanque, vamos le faltaba un nenúfar en el medio, y luego a base de practicar pues vas mejorando. El padre es más apañado, eso sí, de colgar cuadros, arreglar persianas y cosas así, a ver si se les pega algo. Besos.

        • Cruz
          09/09/12

          Muy buena la enseñanza de la vichysoisse, es lo que dice el experto este. Que aprendan de los errores para mejorar… Besitos

    • @AlbertoP_Fluff
      12/09/12

      ¡Hola! Me ha parecido muy buen post y estoy totalmente de acuerdo, durante mi infancia mi hermana se dedicaba constantemente a observar cómo mi padre se hacía cargo de hacer de manitas por casa arreglando cualquier cosa que se ponía por medio. En mi caso fue en la cocina, ya que me encantaba ver cómo mis padres se las apañaban más que bien, de ahí mi gran dedicación diaria a las dotes culinarias, especialmente el cocido.

      Un saludo.