Diez sencillos planes para disfrutar de Madrid en verano

 

Todos los años mis vacaciones son en agosto porque la revista en la que trabajo cierra casi todo el mes, pero desde mediados de junio y hasta finales de septiembre intento exprimir mis horas libres para disfrutar de los miles de planes que surgen a diario. Aunque haya que madrugar igual, las tardes y las noches de verano saben a refrescos y helados y huelen a piscina y barbacoa.

Estas semanas aprovechamos que la ciudad se vacía de coches para movernos con mayor rapidez y apurar los días tan largos con salidas y quedadas con amigos.

Las chicas de Mamaproof me pidieron un artículo sobre mis diez planes favoritos para disfrutar de la ciudad en verano. Esto es lo que les propuse:

1. Pasear por el frondoso parque de El Capricho descubriendo rincones:
el laberinto, la casa del ermitaño, el casino del baile, el fortín… No dejan pasar perros ni bicis y tampoco hay columpios, pero la visita merece la pena.

2. Recorrer el Madrid de los Austrias como si fuéramos turistas y comer en Santo, un restaurante de comida rica y con pinturas para que los peques de distraigan mientras los mayores comen.

3. Hacer zumitos fresquitos y naturales para merendar.

4. Visitar el zoo o Faunia, incluso de noche. Ambos parques cuentan con programas especiales para ir cuando menos calor hace.

5. Ir al cine de verano de La Bombilla, un clásico de mi juventud, que pienso recuperar con mi hija aunque tenga que ver películas infantiles. ¡Disfrutaré como una enana también!

6. Cenar de barbacoa en el campo de fútbol de mi barrio. Un clásico todos los veranos en un lugar donde con una pelota cualquier niño es feliz. Y los padres, a darle a la panceta, la morcilla y el chorizo. También tienen ensaladas, croquetas y tortillas de camarones.

7. Mojarnos en los chorros de Madrid Río, una zona de la ciudad por la que nos movemos menos pero que se ha colocado como uno de los imprescindibles de las familias.

8. Alquilar bicis (tienen con sillita) en el parque Juan Carlos I y hacer merienda-cena cerca del lago. Es un plan para hacer a última hora de la tarde, porque a diferencia del vecino parque de El Capricho, las sombras son escasas.

9. Ir a Akira Cómics, elegida como mejor tienda de comics del mundo en 2012, a leer y comprar libros y cómics (tienen una zona infantil y el resto del año hacen cuentacuentos gratuitos).

10. Ir a ver alguna exposición interesante mientras Olivia se echa la siesta en su sillita.

¿Qué planes se os ocurren a vosotros?