El período de adaptación

Dos semanas después del inicio de Olivia en su etapa escolar puedo decir con orgullo y satisfacción que el periodo de adaptación ha sido superado. Esta semana es la primera vez que ya se queda todo el horario completo (hasta las 3 y media de la tarde, que voy a buscarla) y sin rechistar. Os confieso que el lunes casi se me saltan las lágrimas al ver cómo corría loca de contenta hacia mí cuando me vio en la puerta.

Os cuento cómo ha sido su evolución.

Uno de mis mayores miedos (o dificultades) era el hecho de tener que levantarla tan pronto, acostumbrada a dormir entre 12 y 14 horas diarias. Esto significa que se levantaba como muy pronto a las diez de la mañana. Como todavía es muy pequeña (dos años y medio) en realidad tampoco tiene que hacer mucho esfuerzo, así que su padre la viste, le chuta el biberón y a la guarde directa tras cinco minutos de paseo en la sillita. Como una reina, vamos.

Llegó el fin de semana y el lunes, como siempre puntual, me llegaba el whatsapp con el que mi marido me informa de cómo ha sido la entrega: “Hoy ni una sola protesta. Tampoco es que se lance, pero muy bien. Entrada voluntaria”. Al día siguiente: “Ya va casi contenta”.Los dos primeros días se quedó tan contenta, pensando que se quedaba en una ludoteca. Los dos siguientes la cosa cambió y cada vez que su padre la dejaba lloraba agarrada a su pierna. “Nena no quiere cole” y “Nena no quiere comer en cole” eran sus dos eslóganes de la campaña “anticole” con los que amanecía o con los que me recibía cuando yo llegaba a casa.

Y al otro: “Muy bien, ya ni siquiera es tabú hablar del cole en el desayuno”.

¡¡¡Prueba superada!!!

Hace unos días hablaba con una conocida que se encontraba en el mismo caso que yo (niño con dos años y medio que acude por primera vez a la guardaría) y su experiencia me puso los pelos de punta. El niño lo estaba pasando francamente mal, tanto que cuando le iban a buscar tenía los ojos hinchados de haber estado llorando las cuatro horas que le dejaban y su actitud en casa con sus padres había cambiado radicalmente, con grandes dosis de agresividad. Imagino que depende tanto de la personalidad del peque como de la situación que cada uno tiene en casa (este niño en concreto acababa de tener una hermana, aunque su madre no vinculaba lo que le pasaba con el hecho porque con ella sí era cariñoso). Después de escuchar su relato, no pude dejar de pensar en mi suerte. Espero que a ella pronto le vayan las cosas bien.

Como ya os conté en el post que escribí antes de que comenzara la guardería, la preparación para que se fuera haciendo la idea se basó en hablarle con ilusión del cole, de que iba a jugar con más niños, lo señalábamos cuando pasábamos por delante… Además de todos estas acciones hemos trabajado el tema en casa con un libro y un juguete que os recomiendo.

El primero es “A Lulú le gusta el colegio”, un título de una colección de la que somos fans protagonizada por esta niña (editado por SM), que leemos todas las noches. El juguete es El colegio de Peppa Pig, con Madame Gazelle y seis de sus alumnos en miniatura, además de bancos, mesas y una pizarra. A Olivia le encanta jugar con muñecos pequeños e inventarse historias, pero lo más curioso de este caso ha sido que a raíz de ir al cole les coloca en asamblea o en tren, tal y como hace ella en su cole.

¿Cómo les ha ido a vuestros hijos la entrada a la guardería por primera vez?

Os recuerdo que si necesitáis marcar la ropa y los objetos de los peques para el cole o la guarde tenéis unos diseños superchulos en Etic-Etac. Yo voy a tener que hacer otro pedido…

 

    • remorada
      02/10/13

      Qué rico dormir entre 12 a 14 horas!!! si se me permitiera hacerlo yo tampoco habría querido ir a ningún sitio, ya te lo digo ahora! XD

      ay, sus rizos! *-*

        • Cruz
          02/10/13

          Pobre, ¿verdad? A ver si algún día consigo que se acueste pronto y vuelve a dormir todas esas horas. Besitos

    • Que rica Olivia, me alegro mucho que la adaptación haya ido bien finalmente porque imagino lo duro que será dejar a la pequeña allí llorando y que no quiera ir, al final es un trauma para todos. Espero que la nuestra se lo tome bien cuando le toque, al menos ya tenemos recomendaciones de cómo ir haciendo la introducción del tema.
      Besos

        • Cruz
          02/10/13

          Menos mal que a mí no me tocaba la parte dura! ¿Cuándo tenéis pensado vosotros llevarla?.

    • Que mona Olivia!
      Ya sabes que Guille va desde bebé a la guarde así que ahora la adaptación que me toca es la de Lola… Me da una pena. A ver q tal…
      Un besote

        • Cruz
          02/10/13

          Me imagino que cuando son más peques es más fácil, ¿no? Como todavía no tienen el apego ese que dicen…

    • carmendegijon
      02/10/13

      Muy bien! ya te escribí en otro post que seguro que iba fenomenal y que mi hijo Alfonso no tuvo ningún problema. Y eso que cumplía dos años por entonces y también coincidió con la llegada de su nuevo hermano.
      Sin embargo, el cole le está costando mucho más, y aunque ya no rechista, está más irascible y desobediente cuando siempre ha sido un niño muy dócil.. así que nunca se sabe por donde pueden salir los niños, está claro que cuanto más mayores, más conscientes son de los cambios y más medios tienen para manifestar su enfado!
      Aquí os cuento cómo lo estamos llevando por si a alguna mami le está resultando difícil, otras madres me comentan en este post que es pasajero.. http://nosoyunadramamama.wordpress.com/2013/09/26/crisis-de-los-tres-anos/

        • Cruz
          02/10/13

          Seguro que es pasajero… son rachas que tienen que pasar de vez en cuando, si es que son tan pequeños… Ya me contarás cómo va evolucionando. Te contesto en tu blog también

    • Mamamedusi
      02/10/13

      Que guay! Nosotros hicimos la adaptacion el año pasado y he de confesar que nos fui tb bastante bien, lloro los primeros días pero a final de semana ya se quedaba mas tranquilo.
      Esta año no ha hecho falta ninguna adaptacion… Estaba deseando ver a sus compis y a su profesora :)

        • Cruz
          03/10/13

          Yo espero que el año que viene sea igual, aunque al tener que cambiar de cole, no sé yo… Gracias por comentar!

    • vanina
      03/10/13

      Es una época difícil, que cada niño supera a su ritmo. Tenedor tardó menos es dejar de llorar por las mañanas, pero lloraba cuando lo iba a recoger…supongo que de los nervios contenidos…pobrecito mío…
      Desde luego tener a su peluche ovejita, le ayudó a no sentirse tan solo.
      Me alegro de que Olivia, ya lo tenga superado.
      Besitos

        • Cruz
          03/10/13

          A nosotros también nos dijeron que llevara un muñeco que le gustara mucho, pero enseguida ni hizo falta.
          Besos

    • confetibolsillos
      03/10/13

      Lo primero me chifla la ultima foto de tu peque jugando al cole de Peppa!!!
      Mi peque lo paso fatal. El primer día se rió de los niños que lloraban, pero el segundo día se dio cuenta que aquello iba a ser una rutina y ya no le hizo gracia y comenzó a llorar. Contarte que se me rompió el corazón creo que ya lo imaginarás. Lo peor vino más tarde, cuando termino el curso y me confeso la profesora que el peque estuvo llorando hasta antes de Navidad, vamos tres meses sin parar. Menos mal que la profe me lo dijo al final de curso, porque sino me hubiera tentado la idea de sacarlo del cole antes de traumatizarlo tanto.
      Ufff que difícil es ese momento, porque los niños que van desde pequeñitos no lo sufren, pero también teniendo la suerte de poderlo tener en casa, ¿por qué debería llevarlo antes? Pero claro, ya es lo suficiente mayor para darse cuenta o pensar que lo he “abandonado”
      En fin, conclusión, mi experiencia fue dura, pero viéndole ahora creo que es algo que hay que sufrir y pasar.
      Confeti en los bolsillos

        • Cruz
          03/10/13

          Qué me dices!!! Hasta Navidad llorando… pobrecito mío! No me extraña que lo pasaras mal… Yo he preferido que esté en casa hasta ahora porque me daba mucha penita y ahora que ya es más independiente y necesita jugar con niños, ya va encantando. Besitos

    • Olga
      03/10/13

      Aysssss se nos hace mayor, cuando te quieras dar cuenta la tienes en el instituto, mi niña. Muchos besos

        • Cruz
          09/10/13

          Ay, no vayas tan deprisa, que ahora estoy disfrutando un montón…

    • mamas_besos
      05/10/13

      Enhorabuena! prueba superada!! la adaptación no sólo depende de la aptitud y actitud de los padres sinó también de las propias educadoras y por lo que leo la de Olivia se la ha ganado :)
      Deseo que siga genial su andadura en la guardería :)
      Un saludo.

        • Cruz
          09/10/13

          Gracias maja, espero que sea así!

    • Kina
      07/10/13

      Sofía no fue a guarde y en el primer año de cole le compré un libro de Caillou en el que el personaje iba al cole por primera vez. Se adaptó muy bien. La verdad es que no me quejo. Ya veremos el año que viene como le va a Jorge!

        • Cruz
          09/10/13

          Sí, esa colección de Caillou está muy bien. Olivia tiene el de La hermanita porque lo eligió ella, no porque vaya a tener una, jeje
          Muchas suerte con Jorge!

    • Me alegro mucho de que se adaptara bien, la verdad que da una penita cuando les dejas llorando que se te encoje el corazón. Cuando se adaptan bien es una maravilla. Que siga todo bien. Un abrazo!!

        • Cruz
          09/10/13

          Sí, lo primeros días lo pasamos mal, la verdad, pero ahora me encanta ir a buscarla y que me cuente lo que ha hecho

    • emilia
      10/10/13

      Qué bien, Cruz!!! es una tranquilidad cuando se adaptan rápido y bien. Me alegro mucho. Emma también está loca de contenta en el cole. Un besazo,

        • Cruz
          14/10/13

          Me alegro por Emma. Un beso y a ver si nos vemos pronto

    • Lo primero que tengo que hacer es decir FELICIDADES x 2, por los 2 años que lleváis dándonos consejos y vivencias y por este magnífico blog.

      Pues ya que paso por aquí os cuento la experiencia de mi hija de 1 año… Se resume en pocas palabras: desde el primer día el único llanto es cuando llegan las 12 del medio día y tengo que ir a buscarla…. No quiere salir de la guardería!!!! La verdad que sí, tenemos que estar muy agradecidas!!!!!!

      Besos a todos. Nos vemos pronto !!!!!!!!!!!!!