Fruit shoot, una alternativa a los refrescos habituales

 

El domingo pasado las temperaturas ya no daban tregua y había que refugiarse a la sombra para poder estar a gusto. Nuestro plan fue ir a la Ciudad de la Raqueta con mis sobrinos, ya que los fines de semana ponen un castillo hinchable que les vuelve locos. Mientras los peques saltan, juegan y les pintan la cara, los papás nos tomamos algo en la terraza para charlar tranquilamente.

La casualidad quiso que desde la marca Robinsons nos hubieran ofrecido la posibilidad de hablar de su bebida para niños Fruit Shoot y que mi sobrino Pablo estuviera deseando probarla. Así que después de jugar en el castillo, les pedimos una a cada uno, que se tomaron encantados.

Aunque está claro que lo más saludable siempre es el agua, a veces los peques también quieren probar cosas distintas y no en todos los sitios hay zumos naturales, así que Fruit Shoot puede ser una buena alternativa a los refrescos más habituales, ya que es una bebida de zumo sin gas que no lleva aromas ni colorantes artificiales ni azúcares añadidos y además es bajo en calorías. Las madres siempre sabemos cómo compaginar lo que les apetece con lo que más les conviene, ¿no?

Fruit Shoot lo podéis encontrar en tres sabores: Fresa &Frambuesa, Naranja y Tropical. Además, el tapón es de los llamados deportivos, fáciles de abrir y cerrar, perfecto para que los niños puedan llevarse la botella allá donde quieran.

 

Si queréis saber más sobre esta marca de origen británico, así como toda la información nutricional, los ingredientes y los puntos de venta, podéis visitar su web.

    • Eva
      26/05/15

      Tienen muy buena pinta y la web está genial.
      A ver si los encuentro estos días que prometen ser otra vez de calor. Me encanta que no tenga aromas y conservantes artificiales.
      Oye y lo de la ciudad de la raqueta…me lo apunto que mi pareja esta intentando sacar a una Carla Suarez de casa :P

        • Cruz
          08/06/15

          Vaya con la peque, tenis, ajedrez, bilingüe… va a ser un partidazo!
          Sí, la Ciudad de la Raqueta está muy bien