Mi nuevo aliado contra los piojos

 

No creo que exista insecto más odiado por las madres que los dichosos piojos. En los últimos dos años de mi vida me he convertido en una experta en la lucha contra estos parásitos y a mí misma me llamo la loca de la liendrera porque no paro de decir a todas las madres que la única manera de tenerlos a raya es pasarles la liendrera una o dos veces por la semana.

Me alucina que para algunas madres esto sea latoso, imagínense para mí, que tengo una hija con muchísimo pelo y rizado. Pero ella sabe (y se deja) que dos veces en semana toca liendrera y se deja sin rechistar (con el pelo mojado, claro). Prefiero pillarlos en cuanto han entrado que cuando ya ha habido infestación. De hecho las últimas dos veces que ha tenido, he pillado al piojo cuando no había puesto ni liendres.

Además de la necesaria liendrera (os recomiendo también que compréis una buena), ahora tenemos en casa un nuevo aliado. Antes usábamos aceite de árbol de té (aunque todavía no hay demostración científica de su poder como repelente), pero ahora hemos descubierto un nuevo producto que nos está funcionando. Se trata de Neositrín® Protect, un  spray acondicionador, cuya fórmula incluye Activdiol, que elimina los piojos que puedan entrar en contacto con el cabello, evitando que la infestación prolifere. Su eficacia está clínicamente probada y si se aplica regularmente y rigurosamente, tras cada lavado y al menos dos veces por semana, como parte del régimen normal de higiene capilar, podremos mantener a los piojos a raya.

No lleva insecticidas ni alcohol, acondiciona y desenreda, sin necesidad de aclarado y huele fenomenal gracias a un aroma  a naranja y mango.

Lo venden en farmacias, en dos presentaciones: 100ml (9,50 euros)  y  250ml (13,10 euros). Los precios son recomendados.

Así que ya sabéis mi fórmula anti-piojos: liendrera, Neositrín® y ¡mucha paciencia!

 

    • Nusa b
      30/09/15

      Tengo una nena de 1 año y 5 meses y aun no va a la guarde pero me imagino q no es escusa para los piojos, de momento no ha tenido ninguno y es que se me abren las carnes cuando leo a las mamis luchando contra estos bichos! Aiiiiii