Riofrío: un restaurante Mammaproof con ludoteca

 

Muchos madrileños conoceréisla cafetería-restaurante Riofrío, situada en la plaza de Colón, encima del Museo de Cera. Inaugurada en enero de 1972 en los antiguos terrenos del Palacio del Duque de Medinaceli, fue considerada a principios de los Setenta la cafetería más grande de Europa.

En ella recabamos Laura (en la imagen, con fular de Moniquilla) y yo con nuestras pequeñajas uno de estos sábados primaverales, tras una visita al Jardín Botánico. Después de valorar la oferta gastronómica de la zona, que es amplia, nos decidimos por este lugar. ¿Qué nos hizo decidirnos? ¿Su carta? ¿Sus precios? ¿Sus vistas desde la terraza? Pues no. Solo una cosa: tienen ludoteca infantil los fines de semana y festivos.

Después de darles de comer a Olivia y Martina y pedir al camarero nuestra comida de la amplia carta (tienen de todo: pescados, carnes, arroces, verduras, ensaladas… e incluso platos sin gluten, para celiacos), las bajamos a la ludoteca.

Una agradable educadora nos tomó los datos (nombres de las niñas, nuestros teléfonos, hora de recogida) y después de pasarla revista (nos contó que trabaja en una guardería los días de diario), le dimos el aprobado y allí que las dejamos a las dos enfrascadas con todos los juguetes nuevos. Había solo un par de niños más y más mayores que ellas. La sala es enorme, con el suelo blandito y con un montón de juguetes, además de una mesa y unas sillas para que puedan pintar y un par de televisiones.

Así pudimos comer relajadamente charlando sin estar pendientes de los bichillos. Por cierto, lo que nos pedimos estaba buenísimo, pero a ambas nos encandilaron las cremas que pedimos: Laura, de bogavante y yo, de calabaza.

La ludoteca es gratuita (el maitre le baja un papel a la educadora de la mesa en la que están los padres, para que no se le cuele ningún niño, imagino), aunque nosotras le dimos una propina. También realizan talleres de pago: uno de teatro los domingos por la tarde (15 euros por niño) y otro de inglés, los sábados por la mañana (12 euros).Ambos son de una duración de hora y media.

En resumen, aunque parezca desde fuera un lugar viejuno, al que van las viejecitas a merendar por las tardes (que también), en realidad esconde un lugar totalmente Mammaprooftronas, cambiador y ludoteca. Y si a eso le sumamos, que la localización es perfecta para hacer muchos planes de ocio (museos, el Retiro, las tiendas de Serrano) y que es supertranquilo, ya sabéis un lugar más dónde ir a comer con vuestras pequeñas criaturas.

Información sobre Riofrío

www.riofrio.net

Génova 28, 28004 Madrid

91 319 29 77

 

Siguiente >>

<< Anterior