Tres campamentos de verano muy naturales

 

¡Ya huele a verano! ¡Ay el verano!… las vacaciones… playa o montaña (según los gustos)… ¡Ay el verano! esa época mágica… en la que cuadrar la agenda familiar se vuelve ¡¡Misión Imposible!! Aunque a estas alturas de mes, con las vacaciones escolares a la vuelta de la esquina, la mayoría de vosotros y vosotras tendréis más que planificado el verano, y sobre todo, los dichosos “campamentos”, aquí va información de última hora para familias rezagadas, indecisas o sufridoras de cambios de última hora.

Yo este año quería apuntar a Darío al campamento que organizan conjuntamente el Jardín Botánico y el Museo Antropológico. Me venía bien por horario, por situación (en Atocha, al lado de mi oficina), y me habían hablado maravillas del mismo… pero de repente me di cuenta de que, en la semana en la que le podía llevar estaré de viaje varios días, e igualmente de repente, dejaba de tener sentido llevarle a un campamento en el centro de Madrid unas horas si tenía que movilizar a mi familia entera para gestionarlo… así que hemos optado por una opción “casera” y se quedará con un compañero del cole al que cuida un chico americano, y ya de paso, pues practica un poco de inglés.

En mi búsqueda de opciones, me habían llamado la atención un par de opciones originales y no quiero dejar de contároslas. Pero antes, dejadme que comparta, un año más, la propuesta de campamento/vacaciones familiares del Centro de Turismo Rural Aguallevada, que está ubicado entre Ferreros de Sanabria (mi pueblo!!!) y Paramio y que es un planazo para peques y grandes.

Ana y Pili, hermanas y dueñas de este idílico lugar…

…decidieron apostar hace unos años por organizar actividades en verano para los niños de la zona. Sanabria es una maravillosa comarca, que adolece de la misma “enfermedad” que el resto del mundo rural español: la falta de gente y por tanto la falta de oportunidades. Pero a pesar de la escasa población de la zona, hay familias con niños, y sus padres y madres, igual que en la ciudad, trabajan y necesitan conciliar. De ahí que Pili (mamá de una niña de 7 años) pensara en ofrecer una alternativa a estas familias en época estival. Desde el principio nos unimos un público inesperado para ellas, pero muy entusiasmado con la propuesta: familias cuyos hijos suelen pasar sus dos meses vacaciones en el pueblo con sus abuelos/abuelas, y que pensamos que el verano es muuuuy largo como para estar todo el día en casa, por lo que les apuntamos sin dudar.

El año pasado, charlando con ellas, pensamos en por qué no abrir esta opción a familias con niños de fuera (los que no tienen la suerte de ser de Sanabria) que quisieran pasar unos días de vacaciones en el entorno del Parque Natural del Lago de Sanabria y que pudieran compaginar mañanas de actividad organizada para los peques y tardes libres para visitar en familia los atractivos turísticos de la zona, que no son pocos… el Lago de Sanabria, la villa medieval de Puebla, el recién inaugurado Centro de Interpretación del Lobo de la Sierra de la Culebra, la ciudad de Zamora, a menos de una hora en coche, las cascadas de Sotillo, la Laguna de los Peces y la infinidad de caminos y rutas de montaña existentes y accesibles para todas las edades… Y dicho y hecho, la opción de alojamiento + campamento para niños, es ya una oferta en firme.

Os animo a plantearos una semanita (o más) en esta opción rural, con animación infantil, y a visitar así esta joya escondida que es Sanabria.

Y aquí la información práctica: el CTR Aguallevada ofrece campamentos en inglés con monitores acreditados por la Universidad de Salamanca, para niños y niñas de 4 a 13 años (divididos en dos grupos de edad: de 4 a 8 y de 9 a 13), del 4 al 29 de julio. La inscripción es por semanas (mínimo una y máximo 4) y el horario de 9 a 13.30h (si se quedan a comer, hasta las 15.00). El precio, comparado con las barbaridades de Madrid, es un regalo para los bolsillos: 75 euros la semana (con descuentos a partir de la 3ª) y la comida, 5 euros por día. Además los hermanos tienen descuento (25%) si vienen dos semanas o más. Para más información escribid a: aguallevada@gmail.com o llamad a 980621703 y 647874699. Ah! Y tienen wifi! Así que también existe la posibilidad de teletrabajar desde allí, mientras los peques se divierten en la finca, con juegos, manualidades, talleres de cocina o un bañito en la piscina si hace calor.

Para acabar, aunque en la misma línea (veis que soy de las que buscan actividad vinculada con la naturaleza para estos meses veraniegos), un par de propuestas que me interesaron también en Madrid. La Asociación El Bancal organiza un campamento (h)Urbano (con “h” de huerto) en la sede del Espacio Cultural “A Tu Rimo en la Calle Arquitectura (zona Acacias/Embajadores), con visita incluida al Huerto Urbano La Revoltosa (ubicado a escasos metros del local donde se desarrolla la actividad).

Y otro que me dejo fichado para el futuro (porque es para mayores de 13 años) es el Campamento de la Casa Encendida “Una mirada a nuestro entorno natural”.  Es un campamento urbano (es decir, que los niños se vuelven a dormir a casa) pero que dura todo el día. Por la mañana, sesión teórica, por la tarde, todos los días, salida al campo: a la Pedriza, a Navafría, y hasta piraguas en el Río Duratón. El precio, super razonable: 60 euros por semana

¡Ánimo con el reto de la conciliación, que ha empezado para muchas y muchos con el horario reducido de verano, y… a las que os animéis, nos vemos por Sanabria!