Un beso por las 120.000 personas con parálisis cerebral que hay en España

 

Este verano Olivia y yo hemos conocido a Paloma, una mujer de casi 40 años que va todas las tardes a una terraza de mi barrio con su padre. Ella va en silla de ruedas porque tiene parálisis cerebral. Su padre nos contó su historia y desde entonces siempre que les vemos les saludamos y les dedicamos unos minutos de conversación.  El primer día creo que a Olivia le impresionó, pero después le conté lo que le pasaba. “¿Por qué, pero por qué?”, me preguntaba. Algo que también suele hacer cuando vemos a Marta, su amiga con síndrome de Rett, que también va en silla de ruedas y no puede hablar. Intento trabajar con ella la empatía y que en ambos casos piense que a ellas también les gusta que otros niños se les acerquen y les hablen aunque no puedan contestar.

Os cuento esto porque se han puesto en contacto con nosotras la Confederación ASPACE, ONG que engloba a las más de 85  entidades y federaciones en España de parálisis cerebral, para comentarnos que están preparando una campaña con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral, que tendrá lugar el miércoles 5 de octubre.

Con el nombre “Besos por la parálisis cerebral”, Aspace pide a las personas que quieran colaborar que se hagan un selfie pintándose los labios (o no) y lanzando un beso junto con un mensaje de apoyo a las más de 120.000 personas con parálisis cerebral de España y sus familias con el hashtag #BesosDMPC. También hay un concurso en redes sociales para elegir la mejor foto de la campaña que tendrá como premio dos noches de hotel en uno de los hoteles de la web http://www.selectahotels.com.

¡Animáos a lanzar un beso!