Una manera práctica de vigilar a tus hijos

 

Reconozco que cuando me hablan de nuevas apps me echo a temblar porque tanta tecnología me apabulla, pero he de reconocer que hay un aparatito que ha llamado mi atención: la cámara vigilabebés Philips In.Sight B120E. Nos la presentaron a un grupo de blogueras el pasado mes de abril y desde entonces la he usado un montón de veces.

Nuestra nueva casa (nos mudamos hace dos semanas) es bastante más grande que la anterior (las ventajas de irse de alquiler), así que ahora hay veces que yo estoy en la cocina o en mi despacho y ni oigo a Martina jugando en su cuarto. ¿Solución? Me he instalado la cámara de Philips y así la vigilo sin dejar de hacer mis labores.

Lo bueno es que es súper fácil de configurar  (yo soy bastante torpe para estas cosas y tardé menos de cinco minutos) y al ser inalámbrico es todo muy cómodo. Tiene varias funciones la mar de útiles: visión nocturna (yo lo probaré cuando nazca el bebé en diciembre), control de temperatura y humedad de la habitación del niño (lo compruebas directamente en tu móvil) y el modo multiusuario (cada cámara se puede compartir con otros dos usuarios más y si actualizas la aplicación puedes incluso compartir el monitor con hasta diez personas). Y aunque tengas el móvil bloqueado, recibes las alertas de ruido y movimiento que la cámara detecte en la habitación del niñ@.

La verdad es que es comodísimo no tener que estar cada cinco minutos yendo a su cuarto o al salón para ver qué hace; ahora, simplemente echo un ojo a mi móvil o al iPad y me entero de lo que está haciendo. Y encima puedo hablar con ella (pulsando el botón ‘Talk’) para avisarle de  que la cena ya está lista, por ejemplo. ¡Ah! y puedo grabar o hacer fotos que automáticamente se guardan en la nube.

Para madres o padres que viajan con asiduidad o que simplemente trabajan fuera de casa es un aparatito perfecto porque ni siquiera tienes que estar en el mismo lugar que tus hijos; puedes estar trabajando en tu oficina, comiendo en un restaurante o incluso fuera del país. Siempre que tengas wifi o 3G/4G puedes utilizarla.

Este sistema no solo sirve para vigilar bebés o niños, sino que mucha gente ya lo utiliza a modo de dispositivo de vigilancia de su casa (es mucho más barato que los sistemas de seguridad convencionales y encima lo puedes personalizar a tu gusto). Yo, por ahora, solo lo utilizo para vigilar a Martina (que no es poco) y a partir de estas Navidades, también para echarle un ojo a su hermana pequeña y sinceramente estoy encantada así que, seas o no una tecnomamá, te la recomiendo 100%.

¡Buen fin de semana a todos!