Verano con niños: huyendo del calor

De lunes a viernes salgo de trabajar a las dos. Escopetada, llego a casa, como algo rápido y recojo a Olivia en la guardería a las tres y media. Con el calor apretando y la cuesta que tengo que subir, llego empapada en sudor y tras una minicharla con su profe, se nos presenta toda la tarde por delante. En verano, las tardes se hacen eternas desde las tres y media hasta que cae la noche por lo que es imprescindible inventarse varios planes para la semana, ya que hasta agosto no nos iremos de vacaciones. Por supuesto, el parque está descartado a partir de los 30 grados centígrados.

Os he recopilado varios de los planes en mi agenda y los he organizado en tres bloques. Los hay pasados por agua, con aire acondicionado y al fresco. Pero para leerlos tenéis que ir a El club de las Madres Felices.

    • Marta
      02/07/14

      Nosotras nos vamos a escapar a la playa en cuanto salgamos del trabajo/campamento/guardería. A las 4 un ratito en el agua, otro jugando con la arena. Y a las 7 las tengo ya durmiendo seguro.

        • Cruz
          02/07/14

          Uy, a las siete durmiendo! Qué suerte!